+ 958 259 458 info@eogsa.com
Las impresoras se han convertido en una herramienta de trabajo imprescindible en cualquier empresa. En Eogsa nos encargamos del servicio técnico de tu impresora Canon en caso de avería, pero si consigues que la impresora se mantenga en perfecto estado durante mucho más tiempo, mejor que mejor. Por eso, en esta entrada compartimos 10 consejos para que tu impresora se mantenga siempre como el primer día:

 

  1. Desconecta la impresora de la corriente para limpiarla. Así evitaremos que se ponga en marcha de forma accidental y genere problemas mayores si hemos desmontado alguna pieza.
  2. Llevar a cabo mantenimientos preventivos. Esto evitará que la máquina deje de funcionar justo en el momento que más la necesitamos.
  3. No apliques productos de limpieza comunes, estos dejan residuos y pueden producir el efecto contrario al que buscamos. Los compuestos químicos pueden producir que la tinta no se fije al papel como debería. No olvidemos que los productos de limpieza no dejan de tener compuestos químicos que colocados en un rodillo, en un papel o en canal de arrastre pueden hacer que las tintas luego no se fijen como deben al papel
  4. También podemos utilizar un pequeño paño ligeramente húmedo para proceder a eliminar el polvo. Es conveniente que el agua sea destilada y que el paño no desprenda fibras que puedan colarse entre las piezas.
  5. Para limpiar el polvo y residuos utiliza aire. Puede usarse aire comprimido o incluso una pequeña aspiradora con poca potencia que permita absorber el polvo sin ocasionar daños en las piezas del sistema.
  6. Sigue a raja tabla las concreciones del fabricante, tanto en su instalación como en las recomendaciones para impresión o el reemplazo de consumibles y consejos de mantenimiento.
  7. Utiliza consumibles originales Canon. Muy a menudo los problemas de impresión pueden solucionarse al cambiar el tóner o cartucho de tinta por uno original.
  8. En caso de atasco no fuerces el papel para sacarlo. Este forcejeo acaba en muchas ocasiones dejando pequeños trozos de papel enganchados que pueden provocar nuevos atascos en el futuro. Para acceder mejor al papel atascado sin forzar, las impresoras cuentan con distintas puertas que dan acceso al canal de arrastre. Y si algún trozo se engancha, podremos utilizar unas pequeñas pinzas para liberarlo.
  9. No fuerces si no entra a la primera. Ya sea la colocación del papel, el cambio de los cartuchos de tinta, tóner, o piezas como el tambor o el fusor. Piezas que pueden ser parte del kit de mantenimiento que debemos cambiar cada cierto número de impresiones. Por lo general los componentes sólo entran en una posición, por lo que si no encajan suavemente, mejor sacarlos y volver a intentarlo en otra.
  10. Otra medida es la de hacer uso y aprovechar la autolimpieza de cabezales. Esta opción está disponible en la mayoría de impresoras, por lo que si empieza a dar problemas en la impresión, podemos proceder al test de autolimpieza desde las opciones de impresión.


¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


Su nombre*

Su e-mail*

Asunto

Su mensaje