+ 958 259 458 info@eogsa.com

La gran variedad de papeles que existe en el mercado puede hacer dificultosa su elección, por eso, en esta entrada te contamos 10 claves para que elijas fácilmente el papel adecuado para tu trabajo de impresión.

¡Comenzamos!

1.Piensa en el tipo de trabajo que quieres imprimir. Tomar una fotografía estupenda o hacer un gran diseño digital, no servirá de nada si a la hora de presentarlo no escoges el papel adecuado, ya que la calidad final de la impresión dependerá de una buena impresora, consumibles originales y por supuesto del papel que se utilice.

Para copias simples, o impresiones para documentación interna, y cuando se imprima con una impresora láser en blanco y negro, utilizando el papel offset normal de 80 g. será suficiente.

Pero si tu trabajo requiere imprimirse a todo color, el gramaje del papel tendrá que ser mayor, ya que una impresión a láser a color, no quedará del todo bien con un papel corriente.

2. Recuerda que la impresión a color necesita un papel de mayor gramaje porque este soportará mejor las 4 capas que componen los colores básicos y con él se evita el riesgo de que el trabajo no quede perfectamente opaco.

3. Escoge papel adecuado para impresión digital. Los papeles que pesan menos de 80 g. no son aptos para soportar la temperatura de las impresoras y tenderán a arrugarse. Los papeles especiales para impresión asimilan mejor la humedad y la suavidad de su superficie.

4. Siempre que tu trabajo te lo permita escoge un papel de tamaño estándar. Si utilizamos un formato de papel que no se comercializa con normalidad, como los DIN A-4, DIN A-3, corremos el riesgo de que el papel no haya sido bien cortado y pueda doblarse en la impresora o estropear el trabajo.

5. Utiliza papel de buena calidad por el bien de tu impresora. Los papeles más baratos y de mala calidad sueltan una gran cantidad de polvillo que termina acumulándose en los rodillos de la impresora y que pueden acabar por estropearla o causarte serios problemas. Además, como consecuencia, al usar un papel de buena calidad, gastarás menos en mantenimiento y la calidad de las impresiones será mejor.

6. Los papeles mate o en brillo son más delicados. Las capas de estuco hacen que estos papeles sean más delicados que los offset, por lo que si tu documento no necesita un acabado especial o una calidad superior, opta por un papel normal de preimpresión en 80g.

7. Cada impresora es un mundo. No todas las impresoras admiten por igual todos los tipos de papel y gramajes. Cada máquina tiene un paso de papel diferente y distintos mecanismos de alimentación, y ya que los papeles responden de forma diferente a estos factores, lo más adecuado será utilizar el papel que aconseje el fabricante de la impresora que pensamos utilizar.

8. Guarda el papel en un lugar adecuado. El papel tiende a absorber mucho la humedad, por lo que si vives en un lugar con más humedad de lo normal, puedes correr el riesgo de tener problemas con la impresión. Por ello, es importante mantenerlo almacenado en un lugar seco y bien envuelto. No lo saques de su envoltura si no lo vas a utilizar inmediatamente después.

9. Antes de imprimir el trabajo completo haz una prueba. A veces, cuando compranos un papel nuevo o realizamos un tipo de trabajo diferente, lo imprimimos directamente. Esto es un error, ya que si el trabajo es grande, podemos gastar una gran cantidad de tinta inútilmente si finalmente el papel no nos ofrece la calidad que nos esperábamos. Por ello siempre conviene hacer una prueba previa en la que gastemos una menor cantidad de tinta.

10. Déjate asesorar por expertos. No dudes en preguntarnos cualquier duda al respecto sobre el tipo de papel más adecuado a tu impresora o multifunción. En Eogsa, distribuidor oficial Canon en Granada, estaremos encantados de ayudarte.

Recuerda que también contamos con servicio técnico en Granada para solucionar cualquier problema que le surja a tu impresora.