Las impresoras son nuestras gran aliadas y compañeras de trabajo silenciosas, siempre dispuestas a hacernos el trabajo más fácil y productivo, hasta que en el momento más inesperado dejan de responder.

En estos casos, lo normal suele ser perder los nervios, pero para evitar que cunda el pánico, en esta entrada, desde Eogsa os contamos algunos pasos para resolver los errores más comunes en la mayoría de marcas de impresoras.

 

1. El papel se atasca en la impresora.

En una entrada ya hablamos más detalladamente sobre este problema.

Uno de los motivos por los que la impresora se traga el papel es porque las hojas están húmedas. Por eso, siempre aconsejamos airear los folios y separarlos entre sí, antes de colocarlos en la bandeja de entrada. También se puede deber a que el tóner está mal colocado, el tamaño de las hojas no es el idóneo o que las hojas estén mal colocadas.

Cuando esto ocurra y el papel se quede atascado, no siga su instinto y tire del papel, ya que podría romperse y quedarse dentro, así como estropear los componentes internos de la impresora. Casi todas las impresoras disponen de una escotilla por la parte superior a través de la cual se puede abrir la impresora y sacar el papel con cuidado. Lo más aconsejable es consultar el manual de instrucciones de la impresora, encontrarás un apartado que te indique problemas impresora hp, por ejemplo. En él, se indicará cómo se puede abrir tu impresora para extraer el papel que se ha quedado atascado.

 

Manipula los rodillos hasta que salga todo el papel y tira con cuidado, sin forcejear, de la parte más visible hasta que salga por completo. Revisa que en el tóner no se ha quedado algún trozo de papel y coloca el tóner correctamente. Cuando hayas sacado todo el papel y comprobado que no quedan restos en el interior de la impresora, vuelve a colocar folios nuevos para imprimir.

Para evitar el atasco de papel en el interior de la impresora compruebe que los folios no están curvados y que pueden introducirse correctamente en la máquina. Además, las hojas deben ser del tamaño que la impresora requiere para evitar errores de impresión.

 

2. La impresora no se enciende.

Otro de los errores de impresoras más comunes a los que a veces hay que hacer frente es que la máquina no se encienda.

Lo primero que debes hacer es comprobar el estado del cable que conecta la alimentación de la máquina con la corriente. Puedes desconectarlo de ambas partes y volver a conectarlo por si se ha aflojado o si la clavija contiene polvo y por ello no hace contacto. Si no es la primera vez que ocurre este problema con el cable es un buen momento para llamar al servicio técnico de Canon y que te lo remplacen por uno mejor.

Si no es problema del cable, compruebe que el botón de encendido no se ha quedado atascado y que funciona con normalidad.

 

3. Desalineación de líneas y colores en las impresiones.

¿Alguna vez has tenido problemas con la impresora porque el contenido no se plasma como deseas? ¿Se superponen las palabras y los colores no se impregnan bien?

Si las impresiones muestran líneas poco estéticas, diríjase al panel de control de su ordenador, seleccione preferencias de impresión, o propiedades de la impresora, busca la sección relacionada con el mantenimiento de la impresora que le ocasiona el problema y pinche en la opción ‘alineación de cabezales’ o ‘limpieza de cabezales’ y siga las instrucciones que se le indican.

Si después de realizar los pasos que indican la impresora no funciona correctamente, acuda a nuestro servicio técnico en Granada.

 

4. El dispositivo no reconoce la impresora.

Este es un problema para imprimir muy común. Además, suele surgir en los peores momentos, cuando más prisa tenemos. Mantén la calma, tiene solución.

Compruebe si el problema lo origina el cable USB, y si el cable o el conector están dañados, reemplácelos. Si la impresora es inalámbrica, deberá comprobar que la red no experimente problemas. Por otra parte, el problema podría partir del controlador de la impresora, que esté anticuado o ausente. Para solucionarlo, busque en Internet el controlador más reciente de Windows o Mac para el modelo de su impresora y descárguelo. Solo te llevará unos minutos.

 

5. Mensaje de error o alarmas.

Si la impresora tiene una pantalla, lea el mensaje que se muestra en ésta; te indicará qué pasos debes seguir para solucionar los problemas de impresión. Si en vez de pantalla, la impresora avisa de error por timbres o advertencias led, consulte el manual de impresión para conocer a qué tipo de problema hace referencia cada frecuencia de alarmas y cómo solucionarlo. Cada impresora tiene su truco.

 

6. El color de impresión es pobre.

Es muy probable que en este caso los cartuchos de tinta estén agotándose o no se haya utilizado un consumible Canon original (en el caso de que esta sea la marca de la impresora). Compruebe en qué estado está la tinta y reemplácela si es necesario. Si el problema es que las letras o símbolos no se imprimen en su totalidad o fallan partes, puede ser porque el cartucho de tinta esté obstruido, en este caso realice el proceso de limpieza de la impresora.

 

7. La impresión aparece borrosa o con manchas.

Este problema puede deberse a que la elección de papel no haya sido la adecuada, por eso siempre aconsejamos que cuidemos la calidad de los folios que vamos a utilizar en la impresora. Para solucionar el fallo de impresión borrosa o con manchas, puede ajustar esto antes de imprimir, ajustando una baja calidad para documentos de texto o subiéndola para fotos e impresiones gráficas.

8. Al sustituir el consumible la impresora sigue sin imprimir.

En este caso retire el cartucho que acaba de sustituir, apague la impresora, vuelva a encenderla e instale de nuevo los cartuchos, quitando anteriormente la tira de protección que éstos contienen.

Si esto no funciona puede ser que tengas que restablecer la impresora. Busque en Internet el modelo de su impresora y en el apartado problemas con impresora epson (si esta es la suya) encontrará detalladamente cómo debe reestablecer su máquina.

 

9. La impresora devuelve una página en blanco tras la impresión.

Es posible que el contenido mandado a imprimir contuviese una hoja en blanco, compruebe y vuelva a intentarlo. Puede que sea un error con la cantidad de consumible, compruébelo.

También puede darse el caso de que el software esté dañado y por ello cargue páginas en blanco. Para solventarlo, desconecta el cable de la impresora, desinstala el software de la impresora y vuelve a instalarlo. En el siguiente paso te explicaremos cómo hacerlo.

 

10. El software de la impresora no funciona correctamente.

 

Si el software está ocasionando problemas, debería reinstalarlo en su equipo. En primer lugar desinstale el paquete de sofware en el papen de control, reinicie el equipo, visite el sitio web del fabricante de la impresora e instale la última versión del software.

Es posible que, si desinstala el software de la impresora, pueda seguir imprimiendo con el valor básico por defecto que incorpore su dispositivo.

Si no encuentra la solución a su problema no dude en ponerse en contacto con nosotros. En Eogsa, distribuidor oficial de Canon en Granada, contamos con un gran servicio técnico ofrecido por grandes profesionales del sector.



¿Tienes alguna duda? ¡Contacta con nosotros!


    Su nombre*

    Su e-mail*

    Asunto

    Su mensaje

    Call Now Button